Felicitación Navideña

Si el invierno aprieta, mejor lo pasamos abrazados.

Si el invierno aprieta, mejor lo pasamos abrazados.

 

Como niños en sus cartas a los Reyes Magos

hacemos promesas imposibles de cumplir

el pavo también las hizo y ahora está lleno de ajos.

Vapor y humo que nos empujan a subir. Comida para los dioses.
Cada año la misma huída

Cada año la misma huída

Al principio de todo. Tinta 13×20

 

Al Principio

Al Principio de todo

Al principio de todo las cosas eran en blanco y negro porque aún no estaba decidido el color. El mar no se había puesto en marcha todavía, las olas estaban por venir y los peces no se atrevían a respirar.

La tierra olía a recién hecha y el Sol no calentaba casi nada. Tampoco llovía porque por aquel entonces las cosas no habían aprendido a caer aún.

Todos nosotros estábamos nerviosos por cómo iba a resultar el conjunto cuando lo pusieran en marcha.

Después todo fue bien.

Lo que deja el mar. Nex5 18-55

 

 

SONY DSC

Cadaqués 2013

Cuando el mar se retiró, sólo quedaron los restos arrojados de aquellos esforzados que marcharon a la mar. Huesos enamorados quedan amontonados blancos de tan salados.

La mar, celosa amante, disputa al cielo sus trofeos y los esconde tras el horizonte.

El cubito y la palita. Nex5 18-55mm

2015 Oporto

2015 Oporto

El invierno de mis sienes añora la picazón del sol de mi juventud. En la arena de la playa tienen mis aperos enterrados su ataúd. Plásticos de alegres colores que en mis tiernas manos construyeron airosas catedrales.

2015 Oporto

2015 Oporto

Esfuerzo titánico que levantó muros para resistir tremendos temporales. Lo suficiente como para mantener el desafío frente a unas olas descomunales. Ilusión infantil y  temeraria que nada consideró inútil.

2015 Oporto

2015 Oporto

Y hoy desde la lejanía observo cómo una por una el mar se las fue tragando. Y de los juveniles proyectos trabajosamente imaginados.

2015 Oporto

2015 Oporto

Apenas quedan leves rastros casi borrados.

Luces que dan vueltas. iPhone4

feria

feria. La Malagueta 2013

El farero escuchó la algarabía mientras hacía girar su linterna gigante.

Bajo a comprar un boleto y esperó  ansioso a montar el caballito volante.

Giró y giró mientras reía sin parar y es que se sintió en casa por un instante.