Mi barquito valiente. Arte Digital

Mi barquito valiente se enfrenta a la mar pero no sé si podrá llegar. Navega orgulloso rumbo al Poniente pues allí dice que le esperan y la travesía le divierte aunque toda su fuerza en la olas invierte con sólo pensar que allí le quieren.

Mi barquito valiente se enfrenta a la mar. Cuantas más olas le abordan, mejor se le oye cantar.y pone la carita furiosa y el cantar se vuelve tronante al chocar contra la ola gigante.

Riendo como si nada le fuera a pasar. Navega por su camino sin dudar de su destino. Si por casualidad le veis navegar que no os note la sorpresa, pues se cree feroz navío y sueña con un día raptar a la Princesa del Poniente.

20140905-181611.jpg

La Ciudad de Cristal. iPad

El Sol brilla en la bombilla

El Sol brilla en la bombilla

En la ciudad de Cristal todos andan despacio para no romper nada. Hablan con voz muy queda por si si acaso. Es mas, ni siquiera entran en asuntos personales para que la cosa no pase a mayores.

Por eso no se tienen amigos personales en la ciudad de Cristal, por eso. Por eso no se hacen amores en la Ciudad de Cristal, por eso. Por eso no hay niños que rompan un plato, ni que rían, ni que corran, ni que se peleen, ni que se les quiera. Por eso los gatos son de escayola y los pájaros son mudos, por eso.

En la ciudad de Cristal, todos tienen miedo de romper algo. Y al final, el último que quede ni siquiera podrá sollozar.