La Princesa que salió Rana (cuento). Tinta

Érase una vez una princesa que siempre soñaba despierta con príncipes azules

Érase una vez una princesa que siempre soñaba despierta con príncipes azules

Un día, cansada de tanto soñar despierta, se quedó dormida

Un día, cansada de tanto soñar despierta, se quedó dormida

Y cuando despertó, vio que en lugar de piernas tenía ancas

Y cuando despertó, vio que en lugar de piernas tenía ancas

Se dio cuenta de que no existían ni los príncipes, ni las princesas

Se dio cuenta de que no existían ni los príncipes, ni las princesas

Sólo somos ranas

Sólo somos ranas