Ayudar sin querer no ayuda. Tinta 13×20

Para ayudar hay que amar.

Para ayudar hay que amar.

 

Suele suceder, que sin duda

no se puede ayudar sin querer.

aunque querer la ayuda suma.

La mera casualidad es muda,

para dar ayuda hay que amar

así el ayudante es el ayudado,

y el ayudado, es el único amado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s