Cebras rayadas. Tinta 13×20

Tinta 13x20

Caramba… ¡me he mareado!

La manada se confunde, los individuos se pierden en un vórtice. Las cebras de rayas blancas y negras miran de soslayo a las negras con rayas blancas. Desconfían de las modas. Todas distintas, todas iguales todas son otra a nuestros ojos planos. Ellas distinguen cada sinfonía de líneas y se regalan fresco heno.

El león acecha pero los ojos le hacen chiribitas. Prefiere echarse otro rato a ver si se le pasa el mareo.

Yo monto mi cebra. Para todos ustedes mi cebra es igual que cualquier otra cebra. Pero no es igual. Es mi cebra. La dejo ir donde quiere y leo en su lomo las curvas del tiempo. Ella me deja porque no peso demasiado. Cuando se junta con su manada oigo  cómo se intercambian las líneas de su pelaje y se completa su melodía.

A veces, mi cebra trota hacia otra manada de cebras y aprende nuevas canciones. Y la nueva manada intercambia las aprendidas. Así el ecumen de las cebras espera aprender el todo. Mientras rumian con aparente descuido.

Mientras tanto la manada gira con sus rayas revoloteando bajo un cielo en perpetuo cambio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s